No todas las proteínas son iguales. Las proteínas están compuestas por 22 moléculas: los “aminoácidos”. De estos nuestro cuerpo solo es capaz de fabricar 13 de ellos. Los 9 restantes, considerados “esenciales” (presentes sobretodo en alimentos de origen animal o de sus derivados) son los básicos para la construcción muscular.

– Es una palabra de origen griego que significa “lo primero”.

Una dieta muy rica en proteínas no es síntoma de que nos vayamos a poner “fuertes”.  Consumir proteínas sin hacer ninguna actividad física (o hacer alguna actividad física, pero con un exceso de consumo proteico o directamente, no hacerla bien) lo único que nos reportará será daño en los riñones al trabajar en exceso para eliminar el nitrógeno. En definitiva, estaremos tirando el dinero y la salud por el váter.

Las dietas basadas en proteínas se llaman: cetónicas. La más conocida es la dieta Atkins o la ya famosa variante “la dieta Dukan”. Este tipo de dietas son muy peligrosas para la salud, pudiendo producir desde daños al cerebro hasta acidificar el el PH (provocando cansancio, agotamiento, etc.).

– A pesar de que las funciones principales de las proteínas son plásticas, el cuerpo es capaz de sacar energía de ellas, por medio de la Neoglucogénesis.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí