El lugar de nacimiento de este cóctel fue el Chatham Hotel de Nueva York. Allí se reunieron tres amigos de nombre Martin, Kunett y Morgan los cuales eran, respectivamente, el propietario de un bar en Los Angeles, un productor de cerveza de jengibre y un distribuidor de destilados. Estaban reunidos en el bar hablando de sus ideas:

Los tres estábamos bebiéndonos un trago, tomando un aperitivo y empujándonos hacia un genio inventivo. Martin y Kunett pensaban en su vodka y se preguntaban qué pasaría si echaban las dos onzas en la cerveza de jengibre de Morgan con un chorro de limón. Pedimos hielo, compramos limones, buscamos tazas y preparamos el brebaje.

Dicha mezcla fue llamada «Moscow Mule», palabra de obvio origen ruso. Su traducción más literal (como una posible patada de mula) tiene su haber en una característica especial de fuerza que se percibe al primer trago.

Se hizo muy popular entre la élite de Hollywood, ayudando a Estados Unidos a familiarizarse mejor con el vodka. Junto a la cerveza de jengibre (ginger beer) y a la atractiva taza de cobre que mantenia su refrescante sabor, se convirtió en uno de los tragos más famosos de la década de los 50.

Información de la receta
Tiempo de preparación: 5 minutos
Tiempo total: 10 minutos
Raciones: 1
Categoría: bebidas
Tipo de cocina: internacional
Calorías: 120 kcal por copa


Ingredientes del Moscow Mule para 1 persona
45 ml de vodka
15 ml de zumo de un limón
1 ginger beer
Rodaja de lima
Hielo picado
Hierbabuena (opcional)

Cómo hacer el Moscow Mule
Llenar el vaso tipo Mule (cobre) con hielo picado una 3/4 partes y añadimos el vodka.

Añadimos el zumo de lima.

Removemos con una cuchara

Introducimos unas rodajas de limón y añadimos el resto de hielo hasta llenar el vaso.

Por último, agregamos la cerveza de jengibre hasta completar

Adornamos con hierbabuena y una rodaja de limón

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí