En los últimos tiempos está muy de moda la comida preparada por uno mismo. Esta tendencia surge como efecto de las cada vez más usadas comidas preparadas y a la cantidad de ingredientes que no controlamos y que se suelen añadir a estos. Por ello nosotros siempre promovemos que seamos nosotros quienes nos preparemos nuestros propios platos. Por ello en esta ocasión nos vamos a centrar en el pan casero.

Saber los ingredientes que vamos a usar

En primer lugar hay que tener presente que controlaremos en todo momento lo que vamos a echar en el pan. Por ello evitaremos el uso de aromas, conservantes, acidulantes, azúcar… Nosotros nos limitaremos a realizar el pan con los ingredientes básicos que son los necesarios. En el caso de intolerancias a algún tipo de alimento, al hacerlo en casa, también controlaremos en todo momento lo que vamos a utilizar así como evitar que se contamine con algún ingrediente que nos puede hacer mal.

Menos concentración de sodio

A todo esto hay que sumarle que el pan que elaboraremos nosotros tiene mucho menos sodio que el que podemos encontrar en cualquier tienda, pues al fabricarlo controlaremos mucho más la sal que le vamos a añadir. Junto a esto no hay que olvidar que podemos elaborar recetas propias con harinas diferentes, ingredientes variados como semillas enteras, frutos secos, pasas, ajo, cebolla… Al final es saber adaptar las diferentes alternativas con nuestro gusto propio.

Un buen dato a tener en cuenta es que cada vez son más las marcas electrodomésticas que lanzan panificadoras caseras, además de que cada vez hay más tiendas especializadas en harinas singulares encaminadas a la elaboración del pan artesanal, además de ofrecer levaduras madre, que pueden resultar mucho mejores en la elaboración del pan casero.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí